miércoles, 24 de agosto de 2011

MONUMENTOS DESAPARECIDOS: El Convento de San Felipe de la Penitencia y su retablo mayor


El desaparecido retablo mayor del convento vallisoletano de San Felipe de la Penitencia de monjas dominicas, que estuvo situado en el llamado "campillo de San Andrés", es obra del escultor vallisoletano Pedro de la Cuadra, el cual por cierto no vivía demasiado lejos del referido cenobio.



El retablo le fue encargado el 10 de diciembre de 1623 por D. Juan Gallego de Valencia y su cuñada Dª Mariana Salgado, viuda de D. Juan de Sabauza. Tenía una altura de 48 pies (13,74 m.) y 30 pies de ancho (8,40 m.), siendo su traza, cuya arquitectura ensambló Francisco Ruiz, conforme a Vignola. En el pedestal se disponían, en relieve, los cuatro doctores de la iglesia, el Nacimiento de la Virgen y la Visitación; en las hornacinas de las calles laterales, figuras de bulto redondo de Santo Domingo, Santo Tomás, Santo Catalina de Siena y Santa Inés de Montepulciano; en la calle principal la figura del apóstol San Felipe "de siete pies y medio de alto, porque sea superior a las cuatro figuras de los lados que estas han de ser de seis pies y medio de alto". En el ático, junto al Calvario, se disponían dos relieves de la Predicación de San Juan y su Degollación, rematados por dos Virtudes y flanqueados por los escudos de los patronos y en la puerta de la custodia, que ya no existía en 1960, se talló un relieve de S. Juan Bautista con el cordero, colocándose en las dos hornacinas laterales figuras de San Pedro y San Pablo. Su precio se estipuló en 800 ducados, y se dieron tres años al escultor para su realización.

Según se cuenta, el retablo y las esculturas del mismo se vendieron a diversos anticuarios cuando se desmantelo el convento en la década de los 60 del pasado siglo. A continuación pongo la transcripción literal del contrato para la ejecución del retablo mayor, así como los pagos por la realización y dorado del mismo.

Escritura de la obra y retablo del Monasterio de San Felipe de la Penitencia de Valladolid entre Pedro de la Cuadra y Francisco Ruiz y sus mujeres y Juan Gallego de Valencia y Dª Mariana Salgado viuda de Juan de Sabanza:
Sepan cuantos esta pública escritura vieren como nos Pedro de la Cuadra y Catalina Miranda su mujer y Francisco Ruiz e Isabel González su mujer vecinos de esta ciudad de Valladolid maestros de escultura y ensamblador con licencia que pedimos nos la dichas Catalina de Miranda e Isabel González a los dichos nuestros maridos la cual nos los susodichos se la damos y nos las susodichas la aceptamos y de ella usando todos cuatro juntamente de mancomún a voz de uno y cada uno de nos por sí y por el todo e in solidum renunciando como renunciamos las leyes de duobus rex debendi y la auténtica presente hoc ita de fide iusoribus división y excursión y el depósito de las expensas y todas las demás leyes de la mancomunidad como en ellas se contiene decimos que es así que estamos concertados con los señores Juan Gallego de Valencia y Dª Mariana Salgado su hermana vecinos de esta ciudad de hacer un retablo para el Monasterio de San Felipe de la Penitencia de esta ciudad de la forma y traza contenida en las condiciones y en el precio que en ellas se contiene que irán insertas en esta escritura y pedimos al presente escribano las inserte en ella que están firmadas del padre fray Francisco de Valencia y de nos los dichos Pedro de la Cuadra y Francisco Ruiz que su tenor son como se siguen:
Condiciones con las cuales se obliga el maestro que se encargare de hacer el retablo de la capilla mayor del Convento de San Felipe de la Penitencia de esta ciudad de Valladolid de escultura y arquitectura y talla:
1ª         Primeramente es condición que este retablo ha de tener de alto cuarenta y ocho pies y de ancho treinta pies conforme a la traza que está hecha y firmada de las partes y del presente escribano.
2ª         Ítem es condición que toda la arquitectura de la dicha obra ha de ser de madera de Soria seca y limpia y las seis columnas de madera de Hontalvilla y lo mismo han de ser las figuras y las historias del pedestal y último cuerpo las cuales dichas columnas serán huecas y lo mismo las figuras porque no paseen ni hiendan.
3ª         Ítem es condición que se ha de ejecutar esta obra a la traza y distribuir toda la dicha obra pedestal nichos y cornisamento y sobrecuerpo con todo lo demás sin innovar cosa alguna y en las molduras de pedestal cornisamento y sobrecuerpo las repartirá conforme Vignola y lo mismo hará en la custodia sin innovar ni alterar cosa alguna de cómo está en la dicha planta y traza.
4ª         Ítem es condición que en el pedestal de la dicha obra se harán en las fronteras de los cuatro pedestales debajo de las columnas cuatro figuras de los cuatro Doctores de la Iglesia que sea en la planta y debajo de los nichos a los lados de los pedestales se han de hacer dos historias de medio relieve como los actores y han de ser las que están escritas en la traza y asimismo las dos historias de encima del cornisamento principal han de ser de medio relieve lo que está escrito en ella y encima de la custodia como está en la dicha traza se hará una figura del apóstol San Felipe de siete pies y medio de alto porque sea superior a las cuatro figuras de los lados, que éstas han de ser de seis pies y medio de alto, y estas cuatro figuras serán redondas, la una de Nuestro Padre Santo Domingo y Santo Tomás y Santa Catalina de Siena y Santa Inés de Montepulciano, con sus insignias y las dos figuras de la custodia han de ser San Pedro y San Pablo y en la puerta de la custodia San Juan Bautista con el cordero sobre su libro.
5ª         Ítem ha de hacer una figura de Cristo para la caja última y una imagen de Nuestra Señora y otra de San Juan Evangelista para los lados del tamaño de las de abajo y pudiéndolas hacer algo mayores, las haya de hacer. Las figuras de las Virtudes del remate las hará a la manera que están en la traza y estas han de ser de más de medio relieve casi de bulto entero.
6ª         Ítem es condición que las columnas de la custodia y sus traspilares como está en la traza se harán sus capiteles corintios y se estriaran de alto abajo y en todas las demás como dicho es se ejecutarán los miembros conforme a Vignola, y en las columnas grandes se harán sus capiteles corintios muy bien fabricados, y en el friso se hará de talla de relieve muy bien hecho y el cornisamento se hará dentellones y cartelas y con hojas de talla y los demás miembros como dicho es, y lo mismo se hará en las columnas últimas de suerte que correspondan a las de abajo, y se declara que las seis columnas del primero y segundo cuerpo han de ser robadas por detrás un tercio de su grueso de manera que no han de tener más de las tres partes de su grueso conforme a la planta y serán estriadas de alto abajo todas ellas y los pilastrones de los lados de las columnas se vaciarán conforme a la traza y se atarán sus basas como está en la dicha traza, nicho y caja principal y se hará como está en la dicha traza, sin innovar cosa alguna y lo mismo la caja y todo el ornato del último cuerpo sin que se innove cosa alguna, y si la innovare o lo hiciere aunque sea en beneficio de la obra y mejora de ella, no se le ha de pagar cosa alguna por ello ahora sea poca o mucha la obra que hiciere sino es que se le ordene y por escrito se le mande hacer.
7ª         Es condición que para hacerse el ensamblaje de esta obra se hayan de hacer sus eligimientos para basa y sotabasa y cornisamentos muy bien ensamblados de suerte que las molduras no han de ser aplacadas ni sobrepuestas sino hechas en los eligimientos haciendo los ensamblados con sus colas y gabotes fuertes y firmes a donde fueren menester todo ello escultura y arquitectura y talla lo ha de hacer a vista y satisfacción de maestros que entiendan del arte nombrado uno de una parte y otro de la otra y en caso de discordia nombre tercero la justicia ordinaria y se haya de pasar por lo que convinieren y declararen los dichos dos de los tres.
8ª         Ítem se declara que a los lados del altar como está en la traza se han de hacer unos pedestales de albañilería para asentar la dicha obra, y desde el firme hasta los dichos pedestales se ha de hacer su cimiento de mampostería sobre que se asiente el pedestal y todo ello ha de ser por cuenta del maestro que se encargare de esta obra asimismo se ha de hacer en la pared para embeber en ella las cajas de los nichos sus huecos tomados de ladrillo porque el retablo quede bien arrimado.
9ª         Ítem se declara que en los lados del segundo cuerpo están dibujados dos escudos de armas y han de ser con sus celadas y follaje de hojas poniendo encima de cada escudo una celada con sus plumajes y de ella estará pendiente el timbre y follaje y abrirá de relieve las armas que se señalaren y todo lo dicho en estas condiciones ha de ser por cuenta del maestro que la tomare a vista y satisfacción como dicho es sin que por ello pueda pedir mejoras ni tasación ni otra cosa ninguna más de sólo el precio que adelante irá señalado.
10ª       Ítem es condición que ha de dar esta obra asentada y puesta en toda perfección dentro de tres años de la fecha de esta escritura y que el primer año ha de tener hecho la tercera parte poco más o menos y el segundo la otra tercera parte y lo demás todo como dicho es al fin del tercero, so pena de que si no cumpliere con lo dicho a su costa se puedan dar la dicha obra a otro maestro o maestros y por el precio en que se concertaren puedan ejecutar a los obligados y por las costas y daños que se recrecieren de ellos.
11ª       Es condición que lo primero que se ha de hacer es la custodia la cual se obliga de dar puesta en su perfección para el día de Pascua de Resurrección que viene del año de seiscientos y veinte y cuatro y asimismo el pedestal.
12ª       Ítem se declara que aunque una de las condiciones dichas dice que las figuras hayan de ser redondas se han de entender que han de ser ahuecadas por detrás y tan solamente el Cristo de arriba ha de ser redondo.
13ª       Ítem es condición que estas dichas figuras han de hacer sus modelos a la manera que han de ser hechas antes que se fabriquen para que con la enmienda que le dieren el padre que estuviere en el dicho Convento de San Felipe y Juan Gallego de Valencia y Dª Mariana Salgado su mujer se ejecuten y fabriquen.
14ª       Ítem es condición que si no cumplieren los dichos maestros lo que está dicho en los tres años y en cada uno de ellos no sea visto poder pedir para de las que adelante dirán y les puedan ejecutar a los dichos maestros como se dice en la dicha condición.
15ª       Ítem es condición que por esta dicha obra con las condiciones dichas y con cada una de ellas se les haya de dar y dé a los dichos maestros que son Pedro de la Cuadra y Francisco Ruiz y no al uno sin el otro sin especial poder el uno del otro para la dicha cobranza ochocientos, los cuales dichos ochocientos ducados han de ser a once reales cada ducado y a treinta y cuatro maravedíes cada real en esta forma el día del otorgamiento de esta mil y cien reales para la madera del dicho retablo y el día de San Juan de junio de mil y seiscientos y veinte y cuatro quinientos y cincuenta reales, y el día de Navidad fin del dicho año otros quinientos y cincuenta reales y el día de San Juan de junio de seiscientos y veinte y cinco setenta y cinco ducados y la Navidad fin del dicho año otros setenta y cinco ducados y el día de San Juan de junio de seiscientos y veinte y seis setenta y cinco ducados y la Navidad fin del dicho año otros setenta y cinco ducados que son por todos quinientos ducados, con los cuales han de dar acabada en toda perfección la dicha obra. Y los trescientos ducados restantes se le han de dar en los seis años siguientes pagados a veinte ducados en cada paga por los días de Navidad y San Juan de junio de cada un año hasta ser cumplidos los dichos seis años todo lo cual se les ha de pagar puesto en esta ciudad en su poder pena de las costas.
16ª       Ítem es condición que si a los plazos dichos no se les acudiere con las pagas de lo que va dicho tanto como se les alargare la paga de ello tanto más tiempo han de tener para poder cumplir con la obligación y condiciones que van dichas.
Las cuales dichas condiciones nos todas las dichas partes nos obligamos de las cumplir como en ellas se contiene y el modelo y traza como se ha de hacer el dicho retablo queda en poder de los maestros firmado del presente escribano y de los dichos maestros y del Padre fray Francisco de Valencia y lo firmamos los que sabemos escribir (…).

martes, 9 de agosto de 2011

EL ANTIGUO RETABLO MAYOR DE LA IGLESIA DE SAN ILDEFONSO


El antiguo retablo mayor de la iglesia de San Ildefonso (con anterioridad iglesia del Convento de la Encarnación Recoleta) fue concertado en 1648 con el escultor Bernardo del Rincón quien a su vez se asoció con Francisco Alonso de los Ríos para realizar la escultura que éste último terminaba de cobrar en 1651. El retablo permaneció sin dorar hasta 1696 en que se decidió “ponerle en perfección para la mayor decencia del Culto Divino” tratando igualmente de corregir “algunas ymperfeciones”.
Asimismo, ese mismo año de 1696 se recurrió al ensamblador Blas Martínez de Obregón para que le dejase “con luzimiento y como se executaban los demás retablos que se han hecho y hacen para diferentes templos de la dha ciudad”. La reforma consistió en tallar una serie de tarjetas para sus pedestales, sustituir las columnas estriadas por otras salomónicas –posteriormente ubicadas en el Museo de la Pasión y en la actualidad en el Museo de San Gregorio–, añadir una serie de modillones, copetes, enjutas, festones y otros elementos de talla.

Dibujo de la desaparecida iglesia de San Lorenzo
En los basamentos se disponían relieves representando a Moisés, diez apóstoles y Aarón, además de las escenas alusivas al Nacimiento, Visitación, Anuncio del ángel a San José y Adoración de los Reyes. En las hornacinas del cuerpo principal había dos esculturas de San Agustín y Santa Mónica, y lógicamente la calle central estaría ocupada por un gran altorrelieve representando la Anunciación o Encarnacion que fue sustituido en 1844 por una escultura de San Ildefonso, nuevo titular del templo. Encima de las hornacinas laterales, otros dos pequeños relieves con los temas de la Sagrada Familia y la Huída a Egipto y en el ático, un Calvario –el Cristo anterior y de cartón piedra– que estuvo coronado por la figura del Dios Padre que se desmontó en 1696.
El retablo ha desaparecido, sus esculturas vendidas, conservandose solamente en el nuevo edificio de San Ildefonso, los pequeños relieves originales de Francisco Alonso que probablemente se policromaron hacia 1700 muy primorosa tal vez por Manuel Peti que se permitió ampliar las escenas talladas con personajes o ángeles pintados sobre los fondos.

OBLIGACIÓN PARA HACER EL RETABLO MAYOR DEL CONVENTO DE LA ENCARNACIÓN
 "En la ciudad de Valladolid a quince días del mes de septiembre de mil y seiscientos y cuarenta y ocho años ante mí el escribano y testigos pareció Bernardo del Rincón vecino de esta ciudad maestro de escultor y confesó haber recibido del Convento de la Encarnación Recoletas Agustinas de esta ciudad mil y seiscientos reales en esta manera, los mil y cien reales por cuenta de la obra del retablo que está por cuenta del otorgante de hacer por la escritura en que es fiador Antolín Sánchez con declaración que en dicha cantidad quedan inclusos y comprendidos los cuatrocientos reales que en dicha escritura confesó haber recibido de que en ella dio carta de pago, y los quinientos reales restantes son por cuenta de la obra que está obligado hacer de mancomún por escritura otorgada juntamente con Francisco Alonso y de los dichos mil y seiscientos reales me doy por entregado a mi voluntad por haberlos recibido en diferentes partidas de que me doy por entregado a mi voluntad y en razón de la entrega renuncio las leyes de la prueba de ella y demás de éste caso y lo otorgue así ante el presente escribano y testigos siéndolo Gregorio Cid, Diego de Haya y Juan de Arbaca vecinos y estantes en esta dicha ciudad y el otorgante doy fe conozco lo firmó".